miércoles, 21 de enero de 2015

Aceptación de lo que es y justicia

 La indicación de la aceptación de lo que es pretende hacer visible la vivencia directa sin interposición mental, el pensamiento que rechaza he idealiza la experiencia con huida, ataque o conformismo pesimista. Hacer visible la tendencia neurótica del pensamiento y emoción que lucha con el vital impulso del gozo de la aventura de la vida.
 
La aventura de la vida está llena de contrastes he incertidumbres de experiencias, he inevitablemente con placer y dolor aunque su base es el amor del vivir. La aventura directa acepta lo que surge por el hecho de ser lo que es y no se plantea mentalmente el aceptar o no, la aceptación real no es del pensamiento aceptando o no aceptando, es la abertura de presencia viviendo, es lo más cercano a la simplicidad de la verdad de experiencia que la vida otorga.
 
  La verdad de la experiencia es la base de la justicia, pues el principio fundamental de la justicia es la veracidad de los hechos, dando lugar por un lado a la comprensión de los motivos para prevenir futuros sufrimientos, y arbitrar compensaciones apropiadas sin odios ni venganzas que realimentan el sufrimiento.
 
  La verdad y la justicia forman parte de la vida en la aceptación de lo que es, aunque la vida misma puede parecer a veces muy injusta desde una visión exclusivamente personal, la vida en su conjunto quiere vivir por el gozo de sí misma en este presente inmediato de todo lo que Es.